"La visión y práctica del Jubileo: esperanzas bíblicas y nuevo comienzo", por Nelly Ritchie

Queridos/as compañeros/as:
Ante todo una palabra de gratitud por haberme posibilitado participar del Encuentro sobre el Jubileo en Toronto. Fue una experiencia muy enriquecedora, que a la vez nos plantea preguntas hacia el futuro. Aquí les envío algo que intenta ser un resumen-evaluación-reacción. Espero que les sea de utilidad. Mis saludos solidarios a todas y todos.
Nelly Ritchie
+++++++++

Bajo el Lema "LA VISION Y PRACTICA DEL JUBILEO: ESPERANZAS BIBLICAS Y NUEVO COMIENZO" se desarrolló, entre los días 9 al 13 de Mayo en la ciudad de Toronto, el Encuentro de Teología convocado por el grupo "Iniciativa Ecuménica Canadiense del Jubileo". Este Encuentro contó con delegaciones de diversas Iglesias del Canadá, y algunas personas representativas de organizaciones vinculadas al Jubileo 2000 de otras latitudes.

El Encuentro estuvo marcado por la vivencia Litúrgica, y fue dentro de ese ámbito que se concretó la primera parte de Reconocimiento del Legado recibido de las personas comprometidas en la lucha por la Justicia. Este ejercicio de "hacer memoria" de la historia canadiense fue enriquecido por el presente: ecuménico e internacional. Fue allí donde las personas que estabamos representando grupos o Iglesias de otras partes el mundo compartimos nuestras búsquedas y clamores. El gesto litúrgico de ir volcando en un gran jarrón el agua que cada uno había llevado desde su lugar de origen y al hacerlo nombrar la situación por la cual se pedía justicia, impactó y a la vez reforzó el compromiso de unidad en la búsqueda de justicia para todos/as.

El esfuerzo por unir lo local (canadiense) con lo internacional estuvo siempre presente. El segundo día el recorrido (tipo procesional) por diversos "stand" nos confrontaron con las realidades mundiales y se pudo pasar de un modo práctico del ejercicio de hacer memoria al "ejercicio de hacer conexiones"

El aspecto más analítico del Encuentro tuvo su lugar en varios paneles: se partió de lo más cercano (la experiencia de quienes participan activamente en la Iniciativa) para luego analizar los efectos de la Globalización, culminando con los desafíos Bíblicos y Teológicos que se plantean a partir de toda la nueva realidad. Se constató el deterioro de la vida, tanto la vida humana como el avasallamiento a la cultura de los pueblos. La explotación indiscriminada de las personas, de la creación y los efectos de la deshumanización del sistema económico mundial.

El trabajo en diversos Talleres posibilitó profundizar esos aspectos generales desde realidades específicas como: Ecología, Tecnología, Los Derechos de los pueblos aborígenes, Deuda, Género, Derechos Civiles y otros.

Los desafíos son muchos y el compromiso no sólo pasa por la denuncia de los sistemas injustos, sino por la decisión de hacer real la justicia proclamada, asumiendo los costos. Uno de los testimonios a mi parecer más impactantes, fue el del Obispo de la Iglesia Anglicana en Canadá Jim Cruikshank, quien compartió que una de sus diócesis se encuentra enfrentando un juicio legal por el reclamo de los pueblos aborígenes, por lo que ha sido para ellos un "abuso" ejercido a través de la educación en las décadas pasadas. Las escuelas residenciales, donde a través de pautas culturales y valores extraños a ellos, se intentó de algún modo incorporarlos a la cultura dominante. La Suprema Corte falló a favor del reclamo de los aborígenes. Por esa razón la Iglesia Anglicana tendrá que vender sus propiedades a fin de pagar los daños ocasionados.

La reflexión del Obispo fue: !debemos hacerlo!. El Jubileo incluye la reparación histórica. Si lo hacemos nos quedaremos sin templos, sin propiedades... pero sólo así seremos verdadera Iglesia!

¡Qué ejemplo y desafío para todos!

No hay comentarios: