VERDAD sin JUSTICIA

Comunicado de prensa

Pese a la satisfacción que produce contar finalmente con la Sentencia dictada por el Juez Federal Jorge Ballesteros, en la causa 14.467 sobre la Deuda Externa caratulada “Olmos, Alejandro s/Den.”, no podemos dejar de expresar nuestro repudio ante esta nueva manifestación de la Impunidad que gozan los detentores del poder.

La Sentencia es una ratificación de las denuncias de Olmos y otros. Como tal, es un merecido homenaje a su incansable lucha.  Pone en evidencia algunos de los mecanismos fraudulentos, ilegítimos e ilegales, empleados en el proceso de endeudamiento externo del país durante los años 1976-1982.  Además señala las responsabilidades de directivos y gerentes de empresas y organismos tanto públicos como privados, como funcionarios del Fondo Monetario Internacional, que posibilitaron la instrumentación de una política económica tendiente a incrementar la deuda externa, condicionar al país y beneficiar empresas y negocios privados – nacionales y extranjeros- en desmedro del pueblo y su patrimonio.

En este sentido creemos en su valor como aporte a la Verdad. Pero no es una contribución a la Justicia. Al reflejar los dictámenes producidos por los peritos muchos años antes (en su gran mayoría hasta 15 años antes), permitió que por el transcurso del tiempo no fueron condenados los responsables de tamaño fraude y estafa. Durante todo este tiempo la Deuda siguió creciendo día a día, de la misma manera que lo hacen el desempleo y todas las privaciones que sufre el pueblo argentino como consecuencia de las políticas de concentración y enajenación de la riqueza que este endeudamiento favorece.

Esta Sentencia demuestra como la dictadura genocida atentó contra la vida de los ciudadanos de todas las formas, incluyendo el fomento de la dictadura financiera que sigue azotándonos por medio del genocidio del hambre y la represión de la protesta social. Pero además evidencia que es la misma Impunidad la que beneficia tanto a los responsables militares como a los responsables civiles de estos crímenes contra toda la sociedad.

El Juez Ballesteros remite al Congreso de la Nación la Sentencia y pone a su disposición los antecedentes de la causa, porque entiende que es el poder político quién tiene que adoptar las medidas necesarias para la mejor negociación de la Deuda Externa de la Nación.

Desde DIÁLOGO 2000 -y sin desmedro de otros reclamos ante los Poderes Ejecutivo y Judicial- exigimos al Poder Legislativo que asuma sus responsabilidades de acuerdo el Art. 75 inc.7 de la C.N., y que supedita el pago de esta Deuda ilegítima e inmoral a las obligaciones primarias del Estado que incluyen velar por la Justicia y cumplir con el derecho humano de la población a disfrutar de una Vida digna. En este sentido, no es a través de una nueva interferencia del Fondo Monetario Internacional,  sino al tomar las medidas necesarias para suspender los pagos  reclamados al país hasta no identificar qué se debe, a quién se debe y porqué se debe, que se puede empezar a romper este ciclo vicioso de más pagamos, más debemos y menos tenemos.

-Buenos Aires, 20 de julio de 2000

Por Diálogo 2000:      Carlos Juliá      Matilde Quarracino      Beverly Keene       Adolfo Pérez Esquivel

No hay comentarios: