El costo humano de la Deuda Externa


Por Diálogo 2000

El crecimiento de la injusticia y la inequidad social puede medirse en la tragedia del desempleo, la precarización del trabajo y de los ingresos familiares y en las distintas formas de exclusión social.

La Deuda Externa es el factor determinante en este deterioro de la vida cotidiana de millones de personas. Lleva a la negación de sus derechos esenciales como seres humanos y constituye una de las principales trabas para abrir paso a un desarrollo alternativo al injusto modelo Neoliberal.

La Deuda Externa es el gran " agujero negro " de nuestra economía. De igual forma que los astrónomos denominan a ciertos objetos del cosmos, cuya masa y fuerza de gravedad son tan grandes que atraen y devoran toda la materia próxima a ellos, incluso su propia luz, por eso es que son negros ; De la misma manera, la Deuda Externa, se lleva toda la riqueza que generamos y con ella todo posible bienestar de nuestro pueblo. Pero no solo es negro por esa potencia de succión, sino también por lo oscuro de los manejos políticos y financieros que le dieron origen y que la sustentan.

Esta Deuda Externa es Inmoral y Eterna. Pese a todo lo pagado sobre el sacrificio de las grandes mayorías, continúa creciendo sin pausa, dado que los gobiernos siguen recurriendo a nuevos préstamos para cubrir los viejos. Cuanto más pagamos, más endeudados resultamos.

Señalamos y denunciamos desde la experiencia Argentina, la tremenda responsabilidad de organismos como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, empeñados en imponer sus demandas sobre las necesidades de pueblos devastados por deudas fraudulentas e intereses ilegítimos. La política y la economía de nuestros países se hallan dramáticamente signada por el problema de una deuda que realmente no tienen, ya que su monto difiere abismalmente de las pretensiones que imponen los acreedores de este fraude, al cual se subordinan dirigentes y agrupaciones políticas en favor de los sectores financieros, entregando el patrimonio del Estado al malvender las empresas públicas a grupos controlados por los bancos acreedores, convirtiendo una estructura productiva en un mecanismo de especulación y empobrecimiento.

La Deuda Externa que nuestros países sufren no sirvió para desarrollarnos sino para salvar situaciones críticas de una banca que no lucra con la prosperidad de los pueblos, sino con la injusticia y explotación de su sometimiento.

Debemos destacar la investigación judicial sobre la deuda externa argentina, que se tramita ante el Juzgado Federal Penal N°2 de la Capital Federal, que fuera promovida mediante una denuncia penal por el Periodista Alejandro Olmos, en tiempos de la sangrienta dictadura militar. En este proceso se produjeron importantes dictámenes de los peritos, de los que surgen gran cantidad de ilícitos e irregularidades, algunos de los cuales a continuación enumeramos :

> Subordinación del país a legislación y jurisdicción de Tribunales extranjeros.

> Contratos de endeudamiento forzado de empresas públicas.

> Operaciones a pérdida de las empresas públicas impuesta por desición de las autoridades del Gobierno militar.

> Manejo doloso de las reservas internacionales, doble contabilidad del Banco Central, mediante el uso de una "Libreta negra".

> Estatización de una deuda privada fraudulenta, asumiendo la Nación hasta las deudas de los mismos bancos.

> Cancelaciones de deuda externa no dadas de baja.

> Actuación del Dr. Klein como funcionario del Estado (Vice Ministro de Economía de la Nación) y promotor del endeudamiento por sus vinculaciones privadas con 20 bancos extranjeros.
No intervención del congreso nacional en la contratación y arreglo de la deuda externa en violación al artículo 67 de la Constitución Nacional.

> Actuación de funcionarios que promovieron el endeudamiento como el Dr. Machinea, Gerente de Finanzas Públicas durante el Gobierno Militar y posteriormente Presidente del Banco Central durante el Gobierno del Dr. Alfonsín, El Dr. Domingo Cavallo Presidente del Banco Central quien estatizó la deuda privada y luego Ministro de Economía del Dr. Menen, de los Doctores Ianella y Folcicni que actuaron como Gerente y Director del Banco Central en la etapa Militar del endeudamiento externo, pasaron a ser directores del Banco Central bajo la presidencia del Dr. Menem.

> El proceso de privatización para cancelar deuda externa significó la entrega de empresas públicas a precios vil o subvaluados y el despido de más de 200.000 trabajadores proceso que fue consecuencia de los Memorandum de Facilidades Extendidas con el Fondo Monetario Internacional en el año 1992.

> La existencia de Títulos Mellizos de la Deuda Externa.

> La imposibilidad de determinar el destino de los fondos originados enn la contratación de préstamos externos.

Por otra parte es necesario señalar, la evolución que había tenido la deuda externa argentina desde que toma por la fuerza el gobierno la dictadura militar, que ascendía a casi 8000 millones de dólares, llegando siete años después a 43.500 millones de dólares cuando asume el gobierno democrático del Dr. Alfonsín, con quién alcanza luego de casi seis años los 63.000 millones y diez años más tarde podemos hablar de alrededor de 150.000 millones.

Además es importante señalar, la continuidad de funcionarios del Proceso Militar en los gobiernos electos con posterioridad, tanto durante la Presidencia del Dr. Alfonsín como del actual Presidente Menem, en las areas de Economía y del Banco Central de la República.

La deuda externa sirvió de puerta de entrada para este modelo de política económica Neo-Liberal, políticas que son empleadas para violar los derechos de nuestros pueblos, hoy, con nuestras luchas, la Deuda Externa debe servir de puerta de salida de esas mismas políticas Neo-liberales.

Es necesario destacar algunas de las consecuencias de estas políticas económicas, de esta globalización Neo-liberal, sobre la cultura de nuestros pueblos, donde la lógica del mercado penetra en la cultura misma de la sociedad.

Así los jóvenes de estos días, solo han conocido el trabajo precario, no conocieron estabilidad y leyes sociales que protejan al que trabaja. El individualismo del hombre de esta sociedad, que está dispuesto a pelear con el otro, pués lo considera un competidor, es la antítesis de la solidaridad que deseamos para nuestra sociedad.

La cultura burguesa competitiva, deja pocos espacios para la ética de los Derechos Humanos. Es necesario luchar contra la ética del individualismo que el Neo-liberalismo impulsa.

Son muchos los efectos que produce este sistema que inexorablemente conduce a sistemáticas violaciones de los Derechos Humanos, pero quiero destacar el incremento de la violencia en gral., el incremento de la violencia inter-familiar, la prostitución infantil, el comercio sexual, las discriminaciones clásicas sobre las mujeres, los niños, los indígenas, ya que son considerados personas no completas y por eso se pueden violentar sus derechos. En este sistema donde los Estados no gobiernan los países, los gobiernos apuestan a cuidar los capitales, garantizando las inversiones, a costa de los derechos de los pueblos, civiles y sociales.

Sabemos que el crecimiento económico por sí solo no resuelve el problema del empobrecimiento. La concentración de la riqueza y el pago de los intereses sobre la Deuda, dejan sin posibilidades a la gente y sin recursos al Estado.

En Argentina, el 20% más rico de la población acapara el 53% de la riqueza, mientras el 20% más pobre tan solo recibe el 4%. Durante 1998 Argentina giró al exterior por conceptos de su Deuda Externa, más de 17.000 millones y esta cifra se verá incrementada este año y los sucesivos. Esta suma es más del 150% de lo que el Estado invierte en Educación y Cultura, o un tercio más de lo que invierte en salud.

Con lo girado al exterior durante 1998 y comprometido durante 1999 por este concepto, la Argentina podría con ese monto : a) Cubrir durante tres años el presupuesto del Instituto de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados ; b) Construir 600.000 viviendas tipo de primera calidad, a un costo de u$s 30.000,- cada una, generando con este emprendimiento 2.400.000 fuentes de trabajo ; c) Construir 100 hospitales públicos con capacidad para 120 camas cada uno ; d) Construir 500 escuelas a un costo de 2 millones cada una ; e) Pagar a 2 millones de Jubilados o Pensionados, la diferencia entre los $ 150,- que cobran y los $ 450,- que legítimamente reclaman por mes, durante todo un año.- Que facil resultaría encontrar los 700 millonea de dólares anuales, necesarios para el Fondo de Financiamiento Educativo, si dejáramos de remitir nuestras riquezas, nuestro esfuerzo, el fruto de nuestro trabajo al exterior, y darle satisfactoria respuesta a los sacrificados docentes Argentinos, que desde hace un año ayunan en la ya histórica Carpa Blanca, instalada frente al Congreso de la Nación.

Pensemos que 358 personas en el mundo, acumulan más riqueza que 2300 millones de personas, según datos de 1997. Pero ese número durante 1998 se redujo a tan solo a 225 personas que perciben ingresos equivalentes al 47 % de la población mundial. Tan solo con aplicarle un impuesto a la fortuna de esos 225 personas, se podría satisfacer las necesidades básicas de toda la humanidad.

¡ Cuánto dolor y desesperanza entrañan esas cifras ! ¡ Cuántos hombres y mujeres sin trabajo, jóvenes sin perspectivas, niños con hambre y sin escuela, familias sin techo y sin atención de la salud, jubilados con ingresos de miseria !

¿ Por qué debemos pagar una deuda que es ilegítima, contraída fraudulentamente por gobiernos y grupos que no nos consultaron ?

Gobiernos usurpadores que generaron deuda y grupos económicos que vaciaron al Estado primero, para luego rodear a los gobiernos democráticos y así multiplicar sus negocios a expensas de la miseria y el desamparo de las clases populares.

Deuda Externa que nos llevó al Desmantelamiento del Estado, la Desnacionalización Económica y Cultural, la Desarticulación del aparato productivo, la Marginación y Empobrecimiento de las clases populares, la concentración de la riqueza en unas pocas manos, la extinción de los derechos del trabajador, la Desprotección social, el Vaciamiento de la Conciencia colectiva, la sumisión incondicional al imperialismo, la Corrupción, la fragmentación política, social, gremial y cultural.

Esa deuda con los acreedores extranjeros y sus socios locales que se enriquecieron escandalosamente, ya fue pagada con creces. En gran parte conformada por deudas privadas, que fueron asumidas por el Estado, quien luego, supuestamente para pagarla, remató el patrimonio de todo un pueblo entregándolo, libre de deudas y a precios viles, a los mismos empresarios y grupos económicos que habían originado la deuda y que ahora gozan de la más absoluta impugnidad económica. Incluso algunos de los responsables de este endeudamiento, se han convertido en supuestos acreedores.

No debemos ni podemos olvidar, que para instalar el modelo de ajuste neoliberal y los mecanismos de endeudamiento externo, la dictadura genocida de 1976, nos cobró el tremendo precio de 30.000 desaparecidos, torturados y asesinados.

Pensemos quienes fueron los responsables de tanta muerte y tanto dolor, y cuales fueron sus verdaderos objetivos. Reflexionemos sobre los responsables de adentro y de afuera sin los cuales no hubiera sido posible toda la muerte que cubrió la patria, toda la entrega del patrimonio nacional, toda la miseria que hoy vive nuestro pueblo, todo el futuro hipotecado que vivirán las próximas generaciones. Tampoco olvidemos que las mismas políticas económicas aplicadas por las dictaduras, lamentablemente continúan ejecutándose y aún de manera más profunda con los gobiernos Constitucionales, que dicen ser Democráticos, pero que sin embargo reprimen de todas las formas las protestas sociales, para poder continuar profundizando el nefasto modelo Neoliberal.- Ellos apostaron a la Muerte, nosotros apostamos a la Vida, por eso reflexionamos sobre los costos humanos de la Deuda Externa y pensamos en la construcción conjunta de alternativas de Vida.

¿ Hasta cuándo vamos a soportar esta hipoteca contra el futuro de nuestro pueblo y el de nuestra patria ? No podemos ignorar, como aparentan querer hacerlo otros, que el endeudamiento actual de los gobiernos, es mucho más que un problema financiero. Es un problema ético, social, cultural y político, que limita la soberanía de nuestros países y entrega a los centros de poder internacional, decisiones fundamentales respecto a nuestras Vidas y a nuestro bienestar.

Creemos que existe una deuda que debe ser pagada, y es la deuda social con nuestro pueblo y con todos los pueblos de América. Para lograr que se pague esta deuda, debemos tomar conciencia del tremendo costo humano que acarrea la otra - la Deuda Externa - y esforzar nuestra creatividad en la búsqueda de caminos de dignidad y solidaridad. Debemos exigir a nuestros gobernantes que nos representen a nosotros y que defiendan nuestros intereses. A la vez que avanzemos juntos con los pueblos hermanos, en la construcción de alternativas de justicia y respeto de nuestros derechos humanos.

Estamos convencidos que se necesita voluntad política para acabar con esta sangría de nuestros pueblos. Se requiere además una gran reacción popular, junto a medidas internacionales y fundamentalmente solidarias de nuestra América. Respaldadas por organizaciones sociales y culturales, por religiosos, legisladores y dirigentes políticos, dispuestos a elaborar en forma urgente una respuesta ética y activa que abra el camino a la construcción de una sociedad equitativa, justa, incluyente y solidaria.

Es la hora de llevar adelante una estrategia continental para el no pago de la Deuda Externa. Los acreedores son los mismos, ya sean de Venezuela, Brasil, México, Argentina, o cualquiera de nuestros países. No es el F.M.I. ni el Banco Mundial, sino firmas privadas, fondos de pensiones, seguros internacionales, etc. Que esperamos para emprender acciones conjuntas ? Si hastael informe sobre Comercio y Desarrollo 1998, de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD), sugirió a los Paises Deudores en desarrollo, suspender por un tiempo las transacciones de capital, específicamente "Suspender el Servicio de la Deuda".

Por todo ello, sumamos nuestra acción en favor de los pueblos de toda América y el Caibe, comprometiéndonos a unir esfuerzos detrás de las siguientes propuestas :

PRIMERO : Promover campañas de información a la población, con el apoyo de comisiones técnicas constituídas al efecto, en cada uno de los países de América, para que nuestros pueblos tomen plena conciencia sobre como los afecta la Deuda Externa, en su calidad de vida y el de las generaciones futuras. Desplegando para ello una intensa movilización orientada a unir fuerzas con los distintos sectores de la sociedad.

SEGUNDO : Exhortar a los Parlamentos de la región, a constituir comisiones especiales de investigación, evaluación y seguimiento de las deudas públicas externas, para estimular políticas nacionales en la búsqueda de soluciones.

TERCERO : Apoyar activamente las iniciativas tendientes a la creación de un Foro de Deudores Latinoamericanos, cuyo principal objetivo será alcanzar una estrategia común para poder iniciar el próximo milenio, sin las cargas de las deudas que frenan el desarrollo de nuestros países.

CUARTO : Respaldar activamente la iniciativa de Su Santidad Juan Pablo II, de declarar el 2.000 como Año del Jubileo, en materia de Deuda Externa.

QUINTO : Apoyar toda iniciativa tendiente a la sustitución de la Globalización económica en beneficio exclusivo de los poderosos, por la Integración real de los pueblos de América.

SEXTO : Realizar en el próximo mes de mayo, una reunión de seguimiento de los acciones que aquí se decidan llevar a cabo, para lo cual proponemos como sede de la misma a la República Argentina.

Por todo esto luchamos. Luchamos contra toda forma de violencia en las cuales vive sumergido el hombre y la mujer de nuestros pueblos hermanos.

Porque violencia es vivir en un régimen de injusticia. Violencia es hambrear al pueblo. Violencia es la explotación en el trabajo y la especulación del desempleo. Violencia es el privilegio que imponen las leyes y los tribunales. Violencia es el egoismo que consagra la propiedad para unos y el despojo para otros. Violencia es el poder de los gobiernos erigidos por la usurpación o por el fraude. Violencia es la de aquellos gobiernos que se mantienen por el engaño o traicionando su juramento o su programa. Violencia es el arma que impone la obediencia, la carcel o el silencio.

Esa es la violencia que en nuestra Patria Grande, sigue manteniendo las viejas estructuras de una economía al servicio del capital y de una política al servicio de la trampa.

Contra esa violencia luchamos. Contra esa violencia de un mundo de traficantes y mercaderes, para construir sobre sus ruinas un mundo nuevo y una verdadera justicia.

Luchamos por una revolución profunda, humana y trascendente. Para que la organización y el poder del Estado sirvan a la felicidad y realización del pueblo. Para que la función social de la propiedad y del trabajo, garantice a todos por igual, el goce de los bienes que la tierra produce y que la tecnología del hombre multiplica. Y para que una justa distribución de la riqueza asegure el pan para todos y el hambre para ninguno.

Esto es por lo que luchamos. Esta es la revolución que soñamos. Por eso enfrentamos la tiranía de las armas y el yugo del poder financiero. Hermanados con todos los pueblos de América y el mundo, que combaten el fantasma de la miseria, la dominación del imperialismo y las imposiciones de la fuerza. Por la defensa de la dignidad de hombres y mujeres y el destino de nuestros pueblos. LUCHAMOS POR LA VIDA.

" LUCHO PORQUE NO QUIERO QUE NOS ROBEN MAS LAS MIELES DE NUESTROS PANALES " Túpac Amaru.

No hay comentarios: