Llamado mundial a la Acción para exigir un nuevo Sistema Económico

¡Basta! ¡Nunca Más!
Llamado Mundial a la Acción para exigir un nuevo Sistema Económico

INSTAMOS A TODOS LOS MOVIMENTOS POPULARES, ORGANIZACIONES, COALICIONES Y REDES EN TODO EL MUNDO A ORGANIZAR MOVILIZACIONES Y ACCIONES CIUDADANAS EL 15 DE NOVIEMBRE.

El Presidente estadounidense George Bush, junto con otros líderes del G8, ha convocado una cumbre de los gobiernos de los 20 países más grandes del mundo para el 15 de noviembre, para responder a la crisis financiera internacional.

Esta Cumbre falla en lo fundamental. Excluye a muchos países cuyos ciudadanos y ciudadanas también sufrirán los impactos de la crisis y no provee ningún espacio para los aportes de los grupos ciudadanos, movimientos sociales, organizaciones populares y otras formaciones de la sociedad civil.

La respuesta rápida y masiva de los gobiernos de los países más ricos para rescatar a los bancos y las instituciones financieras contrasta severamente con su fracaso en responder decisivamente a la crisis irresuelta de pobreza, marginalización y privaciones que ha afligido la mayoría de los pueblos del mundo durante tanto tiempo. En unas pocas semanas, estos líderes comprometieron más de mil billones de dólares de fondos públicos para rescatar bancos privados e instituciones financieras privadas. Doce años de iniciativas de "alivio de deuda" generaron apenas 100 mil millones de dólares para la cancelación de deudas, a un costo grave para los "beneficiarios" quienes tuvieron que ejecutar políticas neoliberales de libre-mercado como precondición.

El círculo elite de líderes gubernamentales detrás de la Cumbre solamente apunta a estabilizar el sistema mientras preserva sus características esenciales. Es un sistema fundado sobre la concentración de la riqueza y el control ecónomico en manos de unos pocos, el abuso sin mitigar e irresponsable de los recursos de la tierra, la explotación del trabajo y sudor de muchos, y el empobrecimiento continuo y cada vez más profundo de la mayoría. Las reformas que se están proponiendo incluyen más rescates y otorgan mayor poder y legitimidad a instituciones tales como el FMI y el BM que tienen una gran parte de la responsabilidad en esta crisis financiera como así también las crisis de clima, de alimentación y de energía. Y una vez más son los pueblos a quienes se va a hacer pagar la cuenta.

Habrá gran sufrimiento para las personas trabajadoras, campesinas, empleadas, jubiladas y pensionadas, las familias de bajos ingresos, las mujeres y las y los niños, las comunidades pobres rurales y urbanas, los pueblos indígenas, y para el clima y el medio ambiente, a menos que se tome ahora mismo un camino alternativo.

Decimos:

1. ¡Nunca Más! Tiene que haber cambios estructurales fundamentales para transformar al sistema mundial económico y financiero para que otras crisis de este tipo no ocurran nunca más.

2. ¡Basta! Tiene que haber estructuras y políticas económicas globales que pongan primero las necesidades de los pueblos, que respeten y promuevan los derechos humanos y la justicia social y ambiental – el empleo decente, medios de vida sustentables, servicios esenciales como el cuidado de la salud, la educación, vivienda, servicios de agua y energía limpia.

3. ¡Democratizar! Darles a los pueblos mayor control sobre los recursos y decisiones que afectan sus vidas.

¡BASTA! No aguantamos más. Este sistema puede y debe ser cambiado.


No hay comentarios: