Ante el tratamiento en el Senado de la reapertura del canje de deuda.


COMUNICADO DE PRENSA
El Senado de la Nación se apresta, en el día de hoy, miércoles 18 de noviembre, a aprobar el proyecto que suspende los efectos de la “ley cerrojo”. Este proyecto girado por el Poder Ejecutivo, fue aprobado, hace pocas semanas, sin ningún tipo de debate sobre las implicancias que tiene para el país, en la Cámara de Diputados. Recordemos, que el mismo es producto de una oferta de los bancos Citigroup, Deutsche y Barclays, que tienen la administración de la mitad de los títulos en cesación de pagos; y que el objetivo, según lo señaló el ministro Amado Boudou, es el retorno de Argentina a los “mercados financieros internacionales”.
Reabrir el canje y reconocer la legitimidad de los 29.000 millones de dólares que en mayo de 2005 quedaron fuera - 20.000 de dólares de capital y 9.000 de dólares de intereses- es un certero golpe sobre las espaldas de los más desprotegidos, ya que significa aplicar políticas públicas que benefician el ciclo de negocios y de acumulación.

La crisis global continúa y, también, los impactos sobre nuestro país, que se manifiestan en la profundización de los conflictos sociales con despidos y suspensiones. En estas condiciones, reconocer una deuda que no-debemos implica profundizar aún más la pobreza, la indigencia y el hambre.
Consideramos que esos recursos deben ser orientados hacia la inversión social, para garantizar el derecho a una vida digna a los 6.300.000 menores que están bajo la línea de pobreza y a los 700.000 jóvenes de 16 a 24 años que no estudian ni trabajan. Pero, no al pago de una deuda, cuya ilegitimidad ha sido comprobada, y que ha beneficiado a los sectores del capital más concentrado, como bancos y empresas transnacionales.
Antes de aprobar el proyecto de reapertura del canje, los Senadores y Senadoras deberían preguntarse qué es lo que se pretende volver a pagar y cómo se hará. Ya que la reapertura endeudará, una vez más, a todos los argentinos y argentinas mediante la emisión de nuevos bonos, para continuar con el esquema vicioso del endeudamiento eterno, porque se tomará deuda que nos obligará a refinanciarla continuamente.
¡Antes de pagar queremos saber! Por eso, exigimos al Parlamento Nacional que establezca mecanismos para la realización de una Auditoría integral de esta y de toda la deuda. Siguiendo la decisión soberana tomada por gobierno de Ecuador y el proceso que se está llevando adelante en Brasil, en este sentido. Porque antes de honrar una deuda que no-debemos, esta la vida de millones de argentinos y argentinas que merecen vivir en un país con justicia social.
Diálogo 2000 – ATTAC – Cátedra Arturo Jauretche

No hay comentarios: